Tratamiento Dramático[Ver Detalle]

Te creís la más linda pero eris la más puta es una comedia que relata la historia de Javier, un joven que busca tener sexo con mujeres, pero fracasa constantemente dado que es precoz sexualmente. Javier conoce a una nueva chica, Valentina, quien será su novia por algunos días y con quien romperá luego de otro intento fallido. Luego de este episodio Javier se entrega a una búsqueda en la que transita por las calles de Santiago en un obsesivo monólogo en el que acusa su sentir.

Los temas que toca esta película son la eyaculación precoz, las relaciones amorosas entre los jóvenes y la superficialidad de los vínculos amorosos que establecen. El discurso manifiesto dice relación con la exploración sexual de los jóvenes y las dificultades que eso puede presentar. El discurso latente que traspasa la película habla de una generación que no tiene objetivos ni deseos, ni busca construir nada.

En términos de estructura dramática, esta película está separada en cinco episodios o capítulos propuestos por la película, luego de una breve introducción en donde se plantea la situación dramática y el conflicto del protagonista. La línea de acción es no dramática, es decir los acontecimientos que ocurren no provocan grandes cambios. A su vez, no hay un gran cambio entre el inicio y el fin de la película. La lógica interna de la película es la causalidad, siendo la realidad o verosimilitud del mundo narrado presentado de forma coherente. La temporalidad de la historia es lineal, es decir, no hay saltos temporales entre pasado, presente y futuro. El protagonista es un personaje con motivaciones más bien arbitrarias y con conflictos internos que no necesariamente busca resolver.

Javier, el protagonista, es un joven de aproximadamente 20 años, que posee una personalidad que sorprende por la capacidad de verbalizar su problemática y su sentir respecto a la eyaculación precoz. Sin embargo, su reflexión se torna discursiva, sin ahondar en causas o motivos más profundos. Valentina, es la polola de Javier, una joven de aproximadamente 20 años, atractiva y segura de sí misma. Nicolás, el amigo del protagonista tiene aproximadamente 20 años, es un joven “ondero” que logra lo que quiere al contrario de Javier, generándose un contraste. Francisca también de aproximadamente 20 años, es la polola de Nicolás y amiga de Javier. Todos los personajes pertenecen a un estrato socioeconómico medio.

Los lugares en los que transcurre la historia son barrios de la ciudad de Santiago y las casas –dormitorios- de los personajes. Estos espacios tienen un rol pasivo en la historia que se desarrolla a través del tránsito del protagonista.

Tratamiento Audiovisual [Ver Detalle]

Esta película fue grabada en DVCam, cuenta con color y sonido, y tiene un aspecto de pantalla de 16:9.

El largometraje se vale de toda la escala de planos, existiendo pocos planos generales y habiendo énfasis en el uso de primeros planos y primerísimos primeros planos durante los diálogos, enfatizándolos y anulando la presencia de los entornos al encerrarse sobre los personajes y sus diálogos. La cámara es totalmente en mano, y se mueve sólo para re-encuadrar, no obstante, un par de veces hay algunos movimientos, como un seguimiento lateral al protagonista. Esta cámara en mano denota una desprolijidad y con sus ligeros movimientos pulsionales acentúa la idea de un registro precario que tiene como objetivo enfatizar los diálogos y las actuaciones. También existe uso del zoom, principalmente con propósitos de re-encuadrar.

La pista sonora se centra principalmente en las voces, las cuales poseen una inteligibilidad relativa debido a que los personajes hablan rápido y modulan poco, usando un lenguaje a menudo informal. Esto sin embargo sirve para caracterizar a los personajes y su entorno, mediante diálogos que describen de manera implícita el mundo al cual pertenecen. En la música, encontramos una del tipo incidental, con trompetas, percusiones y una voz grave, que brinda una atmósfera de humor a la historia, acentuando lo particular de las situaciones que le ocurren al protagonista.

Respecto al montaje, hay un decoupage que se maneja dentro de lo clásico, mediante planos generales y la alternación entre plano y contraplano. El sistema de montaje es de importancia para enfatizar los diálogos, permitiéndonos enfocar nuestra atención en los diálogos. Además, está el uso de carteles para demarcar claramente la separación entre cada capítulo de la película.

En vestuario y arte se crea una escenario verosímil de tono realista, dado por un mundo juvenil y urbano impregnado en la ropa de los protagonistas y las locaciones escogidas que representan suburbios de la clase media.