Tratamiento Dramático[Ver Detalle]

Empaná de Pino es una película de género híbrido, Horror y Comedia, que narra la historia de Hija de Perra, una travesti que está sumida en una depresión debido a la conmemoración de la muerte de su pareja, quien fue asesinado por ella misma. Al no poder soportar lo acontecido, Hija de Perra, decide intentar olvidar lo sucedido, sin éxito. Finalmente decide hacer un pacto con el Diablo para volver a la vida a su ser amado, sin imaginar que el costo que tendría que pagar sería muy alto: matar a sus seres queridos, para convertirlos en empanadas de pino. Todo cambia cuando finalmente concreta este petitorio matando a todos, incluso a Perdida, lo que desata sus más profundos sentimientos, cambiando el destino de la historia.

El discurso manifiesto tiene que ver con la sexualidad, ya que nos muestra el travestismo y prostitución como un circuito clandestino. El discurso latente, tiene que ver con una crítica social a la marginalidad en donde se desenvuelven. Por otra parte toca temas vinculados a la religión católica y sus rituales, representando un matrimonio entre un hombre y travesti. Aparecen también las ciencias ocultas como forma de creencia alternativa. Por otra parte, el hecho de que Hija de Perra sea una asesina y haga sus empanadas con carne humana, nos habla de una idiosincrasia chilena.

La estructura narrativa es de tres actos, es decir, su relato esta construido de modo clásico, con un incidente incitador y clímax, previo a la resolución y con un final cerrado. Podemos decir que cumple con una línea de acción dramática, de temporalidad lineal, su discurso es coherente y posee una lógica interna de causalidad, ya que un hecho nos lleva a otro. Los conflictos y obstáculos son de tipo internos, ya que la protagonista presenta un evidente desequilibrio, que impacta directamente en la gente que la rodea. Por último el cambio observado entre el inicio y fin de la película es grande, ya que si bien no cambia en cuanto a la forma, si lo hace en relación a la actitud ante la vida.

El protagonista es Hija de Perra, travesti de unos 28 años aproximadamente. Es de personalidad extrovertida, agresiva y se encuentra psicológicamente dañada. Es una asesina y por culpa de su impulsividad mata a su marido Caballo. Le tiene poco apego a la vida, es intensa y buena para los excesos. Tiene varios amigos con los que constantemente se reúne, que parecen ser todos travestis o prostitutas de excéntricos estilos. La clase social que se ve reflejada es baja, representando un submundo, suburbano y lúgubre. Como personaje secundario encontramos a Perdida, una mujer de unos 30 años que pareciera ser una prostituta, la cual sigue constantemente a Hija de Perra ya que está profundamente enamorada de ella. Juntas se dedican al negocio de las empanás de pino, lo que las convierte en cómplices y amigas. De menor relevancia encontramos a la Bruja y el Diablo, que simbolizan las creencias en las ciencias ocultas y constituyen el grupo de amigos de Hija de Perra.

Los principales espacios que identificamos son la casa de Hija de Perra y la cocina donde preparan las empanadas. Estos son los lugares donde accedemos al mundo íntimo y oscuro de los personajes. Como espacios secundarios podemos nombrar el potrero o sitio abandonado, la feria, la pieza de la bruja, el patio de la casa de Hija de Perra, una cancha de fútbol, etc.

Tratamiento Audiovisual [Ver Detalle]

Empaná de Pino es un largometraje de ficción, que cuenta con un aspecto de pantalla de 16:9, el cual es bastante singular, pues presenta sus líneas de manera difusa, lo cual enfatiza la atmósfera bizarre de la película. Tiene sonido y una imagen en blanco y negro, que se da en toda la línea temporal del presente que hay en la película. El color sólo aparece cuando se manifiesta otra temporalidad (el pasado, mediante un archivo de video que revisa el personaje Hija de Perra, o los recuerdos de la misma, que se presentan como flashbacks), o para enfatizar un momento de alta tensión dramática (tras el asesinato de Perdida).

Se usa toda la escala de planos, los cuales sirven para dar cuenta de toda la acción, no obstante, hay una preferencia por los planos de mayor tamaño, que va de los planos generales hasta los planos medios, los cuales sirven para describir mejor la acción. Por otro lado, existe el uso de planos más cerrados que se insertan en escenas de tensión dramática, apoyando la atmósfera de suspenso (por ejemplo, cuando Hija de Perra se encuentra con el Brujo). Existe un uso expresivo de las angulaciones de cámara, usando mucho el contrapicado para ensalzar a los personajes (cuando las protagonistas hacen sus empanás de pino) y el picado para disminuirlos, siendo también usados a veces para establecer una diferencia de poder entre los personajes (por ejemplo, es lo que ocurre cuando Perdida se encuentra con la Virgen). Hay uso de cámara en mano, con movimientos erráticos, pulsionales y rápidos, para seguir la acción. También se utilizan paneos ocasionales para agilizar el ritmo y la acción dentro de la película. Además, hay un fuerte uso de lentes gran angular, que distorsionan bastante la imagen, acentuando la atmósfera perteneciente a un mundo extravagante y bastante particular. Hay una excepción a varias de estas características en la dimensión de cámara, la cual se presenta en el supuesto archivo de video que Hija de Perra ve para recordar a su difunto esposo. Esta secuencia audiovisual, que se instala como un registro amateur de la boda de la protagonista, se realiza con un lente normal, alto uso de zoom, planos muy cerrados (que varían de planos medios a primeros planos), un marcado uso de cámara en mano y una imagen bastante granulada. Todas estas características fortalecen la idea de que es un registro amateur, lo cual sirve para los propósitos de verosimilitud planteados por la película.

Respecto a la dimensión sonora, existe registro de sonido directo, el cual se mezcla con una banda sonora rica en música, efectos, y ruidos. En lo musical, se observa una variedad de composiciones indie, que poseen tonos rockeros y sirven para imponer acción a la narración o apoyar la emoción dramática. Los efectos se usan para enfatizar la atmósfera tétrica y bizarre que se da en la película (como el viento que se escucha en la escena en que Perdida se topa con la Virgen), o para estilizar y acentuar sonidos diegéticos que se dan en la realidad presentada. Los ruidos también son usados para enfatizar la densa atmósfera, mediante zumbidos, interferencias, ruido blanco, etcétera. En cuanto a las voces, si bien caen dentro de lo nítido e inteligible, algunas poseen estilización, cosa que ocurre principalmente en la voz de Hija de Perra, quien, con su melódica y fuerte voz chillona, refuerza la idea de caricaturización del personaje. Ese trabajo de caracterización también ocurre con la voz del Brujo, quien a veces muestra una voz distorsionada, producto de efectos, lo cual le brinda una profunda oscuridad.

En montaje se observa un desglose de planos, el cual se usa expresivamente para narrar la acción, tomando a veces una postura rítmica, lo cual enfatiza la acción dentro de la película. Hay uso de algunos efectos como imágenes de estática al inicio o fin de algunas secuencias que refuerzan la propuesta extravagante de la película, ralentis, que sirven para impregnar más dramatismo a determinadas escenas (como la muerte de Perdida, o el juego de fútbol), y recortes de imágenes en pantalla, que se usan narrativamente para poder hacer interactuar personajes dentro del mismo cuadro.

El arte y el vestuario se usan intensivamente para estilizar la película, lo cual se ve en las ropas de los personajes, en el maquillaje que usan o también en las locaciones. No obstante, estas características solo se presentan en el mundo en que viven estos singulares personajes, porque en otros lugares más cotidianos, como la feria libre, hay una propuesta que tiende a lo realista. Así, se establece, claramente, una diferencia entre el mundo en que viven nuestras protagonistas y el que está fuera de éste.

También hay un uso de post, que se ve en efectos especiales (como cuando el Brujo lanza sus rayos). Por otro lado, existe un altísimo contraste, que enfatiza la propuesta estilizada de la película.