Tratamiento Dramático[Ver Detalle]

Currículum es una película híbrida, en términos de su género, ya que si bien está clasificada como de Terror, también está presente la Comedia, resultando una amalgama que ironiza el género y lo tematiza a través de los personajes que presenta y los extensos diálogos entre éstos. El argumento de la película habla de dos asesinos a sueldo que se disputan un “trabajo”, el de asesinar a una joven víctima, que a su vez ha sido contratada por un político para tenderles una trampa y lograr que ambos mueran o se autodestruyan. La “víctima” escapa cuando cree haber cumplido con su misión, pero no sabe que los asesinos no han sido destruidos completamente, están vivos.

Los temas que aborda esta película dicen relación con la tortura, el “arte” del homicidio y del engaño, la maldad y la intertextualidad (guiños discursivos al teatro, la fotografía, el arte, etc). Los discursos manifiestos posibles de extraer son los siguientes: los torturadores de la dictadura son asesinos en serie, los políticos son desviados sexuales y asesinos y, la sociedad en sí cultiva a los criminales. El discurso latente que se traspasa en la película habla de que la demencia agresiva se ha racionalizado, en razón de que asesinar es un trabajo como cualquier para el cual se necesita tener un “currículum”.

En cuanto a la estructura dramática, la historia está narrada en tres episodios. Luego del desenlace hay un breve epílogo. Si bien la historia no tiene una estructura clásica, hay un clímax que desemboca en un final abierto. La línea de acción es dramática, es decir, los acontecimientos que ocurren provocan cambios que hacen que la historia avance. La lógica interna de la película es la causalidad, es decir, una cosa lleva a otra. La realidad es coherente gran parte de la narración, no obstante, hay cierta incoherencia en algunas escenas, que responden a generar un quiebre dramático por medio de la utilización de otros ritmos y poner a los personajes en situaciones que no corresponden con la línea de acción planteada. Hay un gran cambio entre el inicio y el final. Los conflictos entre personajes predominan y los obstáculos que impiden que cada personaje lleve a cabo su objetivo son externos.

Los protagonistas de la historia son los dos asesinos. Ambos son personajes con deseos y motivaciones claras. El primero de ellos es El Italiano: amante de la necrofilia. Es un hombre de aproximadamente 65 años, asesino a sueldo que ha trabajado por el mundo como sicario. Tiene elegancia y cierto refinamiento en sus maneras. Trabajó en la DINA, como asesor de Augusto Pinochet. El segundo protagonista es Pato Lliro: violador y asesino. Es un joven de aproximadamente 35 años, asesino a sueldo que si bien no lleva tantos años en el rubro es reconocido en el medio. Es inseguro y también malvado, gusta de hacer sufrir a las mujeres y violarlas para sentirse poderoso. Un personaje secundario pero importante es, también, la víctima, es decir la Viuda Negra, que es una mujer de aproximadamente 25 años, ex prostituta que trabaja a sueldo para el político que antes ha encargado asesinatos a El Italiano. Es una joven ambiciosa y arriesgada, que se expone como víctima en pos de cumplir su objetivo. Por último, el político es un hombre de aproximadamente 55 años, pederasta y necrofílico.

Los espacios tienen un rol pasivo en la narración, simplemente describen dónde ocurre la acción. Las locaciones principales son la casa/galpón donde victimarios y víctima interactúan y el campo como espacio exterior, en el cuál ocurren varias secuencias en las que los personajes se desenvuelven generando una cierto quiebre en el eje dramático del argumento con secuencias en donde los personajes interactúan de un modo surreal, en virtud de la previa verosimilitud construida.

Tratamiento Audiovisual [Ver Detalle]

Currículum es un largometraje de ficción, grabada en mini DV, con color y sonido, en un aspecto de pantalla de 16:9.

Existe un fuerte uso de lentes gran angular, usados para captar mediante abundantes planos generales, la mayor parte de la acción que ocurre en la película. Los planos medios y primeros planos se hacen presentes en menor cantidad, para poder acercarse a los personajes, con fines de tensionar. La alta profundidad de campo, hace que la imagen siempre esté enfocada y nítida, permite visualizar toda la acción. Existe un moderado uso expresivo de picados y contrapicados, que tienen como finalidad aumentar la tensión dramática de la película, acentuándose el uso en los diálogos. La cámara tiende a estar fija, la cual asistida por el escaso movimiento de los personajes dentro de la escena, apoya la idea de una puesta en escena teatral. No obstante, la excepción se da en algunos planos secuencia, que irrumpen con el estilo predominante de cámara en la película, siendo estos de larga duración y siempre siguiendo a un personaje usados predominantemente para aumentar la tensión dramática. Por otro lado, la acción es reforzada levemente por un moderado uso expresivo del zoom.

La banda sonora cuenta con música instrumental del tipo incidental, la cual acentúa la tensión y el tono oscuro de la película. Caso aparte es el uso de un tango de Astor Piazzola, que se usa durante la primera aparición de El Italiano, lo cual tendría como propósito la caracterización del personaje. Los efectos sonoros acentúan lo crudo y visceral de la película, apareciendo constantemente. Lo mismo ocurre con los ruidos, lo cuales se manejan rítmicamente. Tanto los efectos como los ruidos funcionan para generar un ambiente perturbador dentro del largometraje. Las voces son inteligibles, a pesar de que son estilizadas en el caso de cada personaje, pues cada uno tiene una forma particular de hablar. Eso lo observamos en el personaje de El Italiano, quien habla, lógicamente, con un marcado acento, y una alta formalidad. Por el contrario, el personaje de Pato Lliro habla de una manera bastante informal y grosera. Estas cualidades nos hablan de un uso estilístico de las voces, que ayudan fuertemente a la caracterización de los personajes. Por otro lado, los diálogos, que son abundantes dentro del largometraje, tienden a lo sobre-escrito, lo cual refuerza una idea de una estilización teatral.

En el montaje hay un gran uso de planos de larga duración (planos generales), que enfatizan esta idea del teatro grabado, intercalándose con un montaje por asociación, breves cámaras subjetivas y el uso de algunos planos secuencia, que tienden a agilizar la narrativa mediante la acción y la tensión.

La iluminación en interiores difiere de aquella presentada en exteriores. En las primeras existe un trabajo de focos que brindan luz sobre los personajes y objetos importantes para la trama, dejando en penumbras los fondos. Por otro lado, en los exteriores se da el efecto contrario, pues los fondos son muy claros y los tonos más oscuros están en los personajes y objetos. Esto sirve para reconocimiento de los personajes, diferenciándolos fácilmente del entorno, brindándoles más protagonismo. El vestuario y el arte poseen una estilización hacia los personajes. Por ejemplo, el personaje de El Italiano viste formal y elegante, de terno, camisa y corbata, bien peinado y un bigote cuidado, en cambio, Pato Lliro es bastante casual en su forma de vestir, y la Viuda Negra, aparece toda la película en ropa interior, dando cuenta en forma expresiva, de su feminidad y sensualidad, las cuales, como vemos al final, son sus armas. Estos elementos dan cuenta de un uso expresivo, que está en función de la caracterización de los personajes, siendo manejados en forma bastante estilizada. Además de esto, la sangre, el desorden y los elementos de tortura, sirven para apoyar atmósfera tétrica de la película.

Respecto a la imagen, se observa el uso de tonalidades verdes que enfatizan los propósitos de generar una atmósfera de demencia y locura dentro del largometraje.